Peeling químico

Peeling químico

La palabra peeling significa “pelar” y eso es precisamente lo que consigue este tratamiento, retirar las capas dañadas de la piel dejando el rostro con un aspecto mucho más hidratado y rejuvenecido.

Los peelings químicos se utilizan para mejorar arrugas finas, la piel dañada por exposición solar excesiva o fotoenvejecida y las manchas solares.

El tratamiento se puede realizar a diferentes profundidades (superficial, medio o profundo) en función de los resultados deseados, lo que se consigue usando una solución química diferente para cada caso. Los peelings químicos profundos tienen mejores resultados, pero también debemos tener en cuenta que implican tiempos de recuperación más largos.

Los peelings químicos se realizan en la consulta médica. Según su tipo de piel y el problema a tratar, le aconsejaremos uno u otro tipo de peeling.

Medicina estética en Alicante

Tiempo estimado

45 minutos

Nº de sesiones

3 sesiones

Características

Prácticamente indoloro

Precio 

Desde 75 euros por sesión.

Llama ahora y pide cita para una primera consulta GRATUITA.

¿Cómo funciona el Peeling Químico?

Sobre la cara totalmente limpia se aplican con un pincel especial un cóctel de sustancias que penetran en el epitelio con el objetivo de renovar las capas superficiales. El tiempo de aplicación no es superior a 15 min y no tiene ningún efecto secundario.

Las capas comienzan a renovarse desde el momento de la aplicación hasta varios día después, el paciente verá cómo la piel dañada se cae y deja paso a las capas más nuevas. La piel está más lisa, más tersa.

Es importante evitar la exposición directa al sol los días posteriores al tratamiento, pero el paciente puede hacer vida normal inmediatamente después de la aplicación del tratamiento.

Ventajas del Peeling Químico

  • Mejorar la textura y el tono de la piel.
  • Disminuye la apariencia de las arrugas fina
  • Mejora las cicatrices del acné y  el tono desigual de la piel.