Balón Gástrico

¿En qué consiste el balón gástrico?

Balón Gástrico es el método mínimamente invasivo más efectivo y seguro para el tratamiento de la obesidad.

Mediante el uso de la endoscopia se introduce un balón de silicona relleno de solución salina, que produce un enlentecimiento del vaciado gástrico, disminución de la ansiedad y sensación de saciedad precoz desde el momento de su colocación. El uso del balón se acompaña de un seguimiento nutricional personalizado para cada paciente, así una vez se retire el balón se continúe con una perdida sostenida de peso.

¿Que pacientes se benefician de la técnica?

Su indicación principal son pacientes con Obesidad grado I y II (IMC 28-40), aunque en otras situaciones de un grado de obesidad superior se puede valorar su uso.

Beneficios del balón gástrico

Con el balón gástrico puedes llegar a perder entre 15 a 40 kilogramos de peso, además se aprecia una gran mejoría o resolución de comorbilidades asociadas como el síndrome metabólico, la hipertensión arterial, dislipemias, diabetes y esteatohepatitis no alcohólica.

Técnica del balón gástrico

El procedimiento del balón gástrico se basa en la introducción de una esfera de silicona a la cavidad gástrica mediante gastroscopia previa sedación del paciente, en un tiempo aproximado de 30 minutos. El balón intragástrico permanece alojado en el estómago por un tiempo variable de 6 a 12 meses, pudiendo incluso ajustar su tamaño en caso de necesidad para el tratamiento del paciente. El paciente previo a su colocación será valorado por el equipo médico y nutricionista, que practicaran las pruebas necesarias previo al procedimiento. La colocación y retirada del balón se hacen de manera ambulatoria sin necesidad de ingreso.

Seguridad del balón

Técnica muy segura con mínimos efectos adversos para el paciente en todas las fases de su implantación con sistema de seguridad en caso rotura que impide su migración del estómago.